En esta entrada nos disponemos a analizar las cifras de desempleo de la provincia de Valencia por comarcas. Será de especial interés realizar una comparación con los datos de contratación que recogimos en la entrada anterior, ya que nos aporta una visión mucho más detallada de la situación del mercado laboral en este territorio. La metodología a utilizar será la misma que venimos usando, utilizando el mes de Enero como base 100[1] y, en base a estos datos, calculando la media mensual de desempleo durante 2015[2].

Desempleo Valencia gráfico

Desempleo Valencia

Estudios y Proyectos Territoriales. Fuente: SERVEF


El primer dato al que debemos prestar atención es a la media de desempleo mensual del Racó d’Ademús, que se sitúa en un 89,86% respecto a la cifra de Enero de 2015. Este dato concuerda con los que hemos presentado en entradas anteriores, puesto que esta comarca fue la que mostró unas cifras más favorables de contratación. En este mismo sentido evolucionó La Plana d’Utiel, cuyo desempleo descendió de media un 8,65% y cuyas cifras de contratación también fueron positivas.

El resto de comarcas pese a mostrar unas cifras muy cercanas, en lo que a porcentajes se refiere, se pueden clasificar en dos grandes grupos, aquellas que presentan una disminución media mensual de desempleo entre el 5% y 10%, en los que se incluyen las comarcas ya mencionadas y aquellas en la que disminuyó menos de un 5%.

En este primer grupo, que presenta mejores cifras, se hallan las comarcas de La Foia de Bunyol, Horta Oest, València, Horta Sud, La Ribera Baixa y La Vall de Cofrents. Destacables son los datos de L’Horta Oest, L’Horta Sud y La Ribera Baixa, donde la contratación mensual media bajó durante 2015 y, sin embargo, el desempleo cayó un 5,32%, un 6,3% y un 7,84% respectivamente. El último de estos casos se sitúa como la comarca en la que más descendió la contratación y, a su vez, la tercera que mejores números de desempleo evidencia. Los dos primeros supuestos pueden deberse a la ubicación de las comarcas, que se encuentran colindantes a la capital por lo que podemos entender que muchos de sus habitantes residen en estas comarcas pero desarrollan su actividad laboral en la ciudad de Valencia. La Ribera Baixa, por su parte, se ve caracterizada por un importante sector industrial, concretamente el automovilístico, este hecho hace que exista cierta estabilidad en el empleo que crea y, por tanto, necesita de menos volumen de contratación para presentar mejores cifras de desempleo.

En un segundo grupo encontramos las comarcas del Camp de Túria, La Canal de Navarrés, La Costera, L’Horta Nord, La Ribera Alta, La Safor, Els Serrans y La Vall d’Albaida. En todos estos territorios el desempleo disminuyó un 5% o menos de media mensual, La Canal de Navarrés y L’Horta Nord son las comarcas que mayor descenso experimentan con un 5% exacto. Llama la atención especialmente este dato en el segundo supuesto, ya que en L’Horta Nord la contratación aumento de media mensual un 26,90% durante 2015, esto puede explicar el fenómeno que se señalaba anteriormente en L’Horta Oest y Sud, en el que se apunta como factor explicativo a la movilidad laboral. En el extremo opuesto se emplaza La Vall d’Albaida, en la que el desempleo disminuyó de media mensual un 1,98%. Esta demarcación percibe un ligero aumento en la contratación, sin embargo no se ha visto reflejado en sus cifras de desempleo. Parece que unos meses iniciales de 2015 lastran la recuperación del empleo durante el año, puesto que a medida que avanza las cifras mejoran sensiblemente.

A modo de conclusión debemos apuntar que, a pesar de apreciarse un descenso sosegado, la evolución del desempleo en 2015 en la provincia de Valencia es positiva. Se aprecia como en los núcleos cercanos a la capital de Valencia el desempleo presenta mejores datos y que existen ciertos territorios que se erigen como motores de las comarcas colindantes.

[1] Se utiliza el mes de Enero como base 100, por lo que aplicando la misma fórmula (Mes/Enero*100) para relativizar los datos del resto de meses, obtenemos en porcentaje la evolución de la contratación durante todo el año, consiguiendo además estandarizar todas las comarcas independientemente del volumen absoluto de contratación.

[2] Calculando la media anual con el índice generado obtenemos una imagen global de la contratación durante el período estudiado. Se pretende evitar el uso de un mes concreto, puesto que las particularidades de cada territorio haría que los datos no sean representativos.

Vía – Estudios y Proyectos Territoriales