Los diagnósticos territoriales han irrumpido en la vida diaria de los Ayuntamientos. Este año 2017 ha supuesto para el desarrollo local el auge de una herramienta que, hasta el momento no se había puesto en uso desde los estamentos políticos y, en algunos casos, tampoco técnicos. Esta entrada pretende desglosar los objetivos, el proceso de elaboración y la utilidad de estos estudios que para final de este año habrán radiografiado la totalidad de la Comunidad Valenciana.

¿Qué son los diagnósticos territoriales?

Si has llegado hasta este punto de la lectura, probablemente sepas que es un diagnóstico territorial. Sin embargo, creo que un post que pretende profundizar en esta herramienta debe contemplar este apartado. Pues bien, un diagnóstico territorial es un estudio detallado del territorio mediante el cual se pretende conocer aquellos procesos económicos, sociales, medioambientales, culturales e institucionales con el objeto de poder planificar el desarrollo del territorio de forma acorde a sus potencialidades. Evidentemente, existen diagnósticos sectoriales que centran su atención en tan sólo uno de los aspectos.

En definitiva, un diagnóstico territorial debería ser considerado como una herramienta para los tomadores de decisiones del territorio estudiado.

estudios de diagnósticos territoriales

¿Para qué sirven los diagnósticos territoriales?

Enlazando con lo señalado anteriormente, un símil que evidencia la utilidad de este tipo de estudios territoriales es la labor de los médicos. Cuando acudimos a un doctor previamente a recetarnos una solución a nuestro problema existe una fase de diagnóstico. En dicha fase, nos pregunta sobre nuestro problema, nos explora y baraja varias posibilidades. En cuanto al desarrollo local, esta fase se ha obviado hasta el momento. De esta forma, se han aplicado medidas para atajar problemas sin estudiarlos previamente y sin comprobar si estos problemas afectaban del mismo modo a diferentes territorios. El diseño de políticas top-down han hecho el resto en cuanto a la homogeneización de medidas territoriales.

Por otro lado, un diagnóstico territorial nos permite conocer las potencialidades del ámbito geográfico estudiado. Debemos saber en qué se diferencia un territorio del resto para poder competir en un panorama económico arrollado por la globalización. Los recursos endógenos de cada territorio serán su valor más preciado para conseguir un desarrollo económico y social, además de sostenible.

Por último, la detección de fortalezas y debilidades nos permitirá planificar como gestionar cada una de ellas. Los responsables políticos y técnicos deberán afrontar las debilidades de su territorio, asumiéndolas en lugar de obviarlas y explotar sus fortalezas. Un proceso que parece obvio pero que sin estudio previo resultaría en trabajar y focalizar esfuerzos sobre meras percepciones personales.

¿Qué fases contemplan los diagnósticos territoriales?

Existen muchas metodologías para la realización de diagnósticos. Sin embargo, existen puntos en común que no deberían obviarse.

Los diagnósticos territoriales contemplarán una fase cuantitativa en la que se recogerá la percepción de aquellos agentes más relevantes del propio territorio. Habitualmente se recurre a entrevistas personales para la realización de esta fase, pero la puesta en marcha de grupos de discusión o focus groups también son comunes.

Otra de las fases indispensable será el estudio del territorio mediante los datos cuantitativos, prestando atención a indicadores y variables tanto territoriales como económicos o laborales. Esta fase nos da una información objetiva de qué situación se vive en el territorio y permite confrontarla con las percepciones de los diferentes agentes territoriales entrevistados.

Por último, no debemos olvidar la participación ciudadana en este proceso de estudio. En muchas ocasiones la investigación cualitativa puede quedar coja si nos centramos tan sólo en aquellas personas consideradas expertas del territorio. La propia gente que habita un ámbito geográfico aportará una visión más cercana al área objeto de estudio. Las nuevas tecnologías, así como el uso de las redes sociales han hecho mucho más sencillo conseguir esta participación, en cualquier caso, no debemos caer en el error de considerar que dicha interacción será suficiente.

Los diagnósticos territoriales en la Comunidad Valenciana

En julio de 2016, la Generalitat Valencia a través del SERVEF puso en marcha una nueva orden de Pactos Territoriales por el Empleo con la finalidad de promover proyectos de desarrollo local en todas las comarcas valencianas. Estos proyectos, debían ir precedidos de un diagnóstico territorial para evidenciar la necesidad de los mismos. El ambicioso proyecto del SERVEF pretende vertebrar las tres provincias en Pactos Territoriales, que mediante la elaboración de los diagnósticos genere un estudio global de la situación de la Comunidad Valenciana en su conjunto. Estos trabajos están siendo realizados bajo la supervisión de las diferentes Universidades y permitirán, como avanzaba, adaptar las diferentes políticas activas de empleo a cada uno de los territorios.